Skip to main content

Descalcificador

Descalcificador:

¿Notas un sabor extraño en tus bebidas y comidas? ¿Luego de darte una ducha te pica el cuerpo y te arden los ojos? ¿Sientes que tu ropa no está quedando del todo limpia?

Si la respuesta a estas preguntas es afirmativa, pues debes considerar adquirir un descalcificador. Pues más adelante de damos un pequeño manual con respecto al descalcificador, cómo funciona, cuáles son sus tipos y los beneficios que tiene para tu salud.

¿Qué es un descalcificador?

Se trata de un instrumento que se instala en la toma o entrada de agua para realizar un proceso de purificación o refinado de la misma. Este proceso consiste en reducir la cantidad de cal, magnesio y demás residuos que se puedan encontrar en el agua.

Un ejemplo simple, consiste en el agua que se utiliza para lavar la ropa, si ésta es un agua no tratada, al echar el detergente por lo general cuesta para que haga espuma. Esto es debido a que este tipo de elementos que se encuentran en el agua no permiten que los productos realicen su función de forma eficaz.

Sin embargo, estos elementos o residuos no solo son nocivos para la ropa, estos residuos juegan un papel negativo en el desempeño de tus aparatos. El resultado de no contar con un descalcificador es reducir la vida útil de los aparatos que utilizan el agua de tu casa proveniente de las tuberías.

Esto debido a que la cal y demás residuos se adhieren de las paredes de las tuberías, formando una bola de obstrucción, haciendo que tu aparato se esfuerce más de lo que puede y por ende se dañe poco a poco.

Ya en otra entrada hablábamos de cómo descalcificar Senseo. Y es que claro, las cafeteras se llenan de cal con el tiempo en caso de que en un hogar no se haya instalado un descalcificador!

¿Qué trabajos se pueden realizar con un descalcificador?

  • Al contar con el trabajo en casa de un descalcificador aseguras tantos beneficios para tu salud, para tus aparatos y tu bolsillo. Al poner a trabajar tu descalcificador reduces la acumulación de la cal en las tuberías de tus máquinas y aparatos, además que favoreces a que tus bebidas vuelvan a tener su sabor original.
  • Al emplearlo con la tubería de la lavadora, notarás que las manchas se remueven fácilmente y que los químicos que utilizas con frecuencia realizan su trabajo y penetran los tejidos de la ropa.
  • Al mismo día de uso notarás como ya no tienes que limpiar los tediosos restos de cal que quedan en tus ollas, fregadero y demás utensilios. Al igual que el tiempo que normalmente gastas en la cocción de tus alimentos, se reduce.
  • Además de esto, un descalcificador te ayuda a ahorrar en el consumo de jabón y detergentes, alargas la vida útil de tus aparatos y hasta tu piel y tu cuerpo te lo agradecerán después al evitar el sarpullido después de las duchas.

Tipos de descalcificador

Descalcificador cronometrado

Funciona mediante un árbol de levas y un reloj, cuenta con un sistema de programación que controla la regeneración de la resina dependiendo que tan calcificada se encuentre el agua y el consumo que se realice de la misma.

Una desventaja de este tipo de aparatos es que no toma en cuenta la cantidad del agua, por lo que no importa si no se consume, el equipo siempre va a realizar la descalcificación cronometrada, por lo que no es algo rentable.

Descalcificador volumétrico

Puede que sea el más utilizado por su eficiencia y practicidad. Éste realiza el proceso de descalcificación tomando en cuenta la cantidad de agua que se consume. Si en el lugar donde se coloca no se realiza ningún tipo de consumo, pues el descalcificador no arranca el proceso de regeneración de resina.

Este tipo de aparato es mucho más práctico, ya que de manera inteligente realiza un análisis automatizado de cuanto es el consumo de agua diario, semanal y mensual, para luego ajustar su regeneración.

Otra ventaja de este tipo de descalcificador, es que algunos de estos incorporan la regeneración programada, lo que puede ser conveniente para realizarla en el momento del día cuando no se consume el agua.

Descalcificador hidráulico

También se puede decir que es un descalcificador de bajo consumo, ya que no necesita electricidad y por ende se puede instalar en cualquier ubicación. Son muy prácticos y sirven para viviendas unifamiliares.

Éste también toma en cuenta la medida del consumo de agua, pero no toma en cuenta la hora del día en que se puede regenerar. Cuenta con botellas extras de resina para completar su proceso sin interrupción.

Descalcificador ecológico (sin sal)

Se trata de un descalcificador que elimina el uso de la sal en la descalcificación, por ende es una alternativa ecológica en la actualidad.

El proceso de este aparato no propaga ningún tipo de residuos, tampoco favorece la corrosión de las tuberías, no malgasta el agua y favorece al medio ambiente. La descalcificación se realiza con cuotas mínimas de Zinc que va desprendiendo en el agua, lo que hace que ésta no deteriore los electrodomésticos.

Hombre instalando un descalcificador volumétrico con pantalla

Hombre instalando un descalcificador volumétrico con pantalla. | Foto: photographee.eu / Depositphotos.com

¿De qué partes se compone un descalcificador?

ComponenteExplicación
Depósito de salmuera o resina:Se trata del envase donde se almacenan las cápsulas de resinas, que son las que realizan la descalcificación mediante los iones sódicos quese cambian por los iones de magnesio y calcio.
Válvulas:Válvula by pass, ésta se encarga de regular la calcificación del agua. Válvula de salmuera, ésta permite que durante el proceso no entren corrientes de aire que afecten la regeneración. Válvula principal o descalcificadora, ésta tiene la función de verificar que el equipo funcione de forma eficaz, monitoriza todo el proceso de descalcificación en cuanto al tiempo y el volumen.
Pantalla:Se puede encontrar en caso de que se trate de un descalcificador automatizado o digital. Permite controlar el sistema o configurar el proceso de entrada del agua, regeneración y tiempo en que se hace la descalcificación.
Tubo distribuidor:Éste se encarga de distribuir el agua por todo el aparato desde la entrada y salida, para hacer el intercambio de iones.
Carcasa:Se trata de todo el armazón por el que viene cubierto el aparato, este suele ser de plástico en su totalidad.

Funcionamiento de un descalcificador

El proceso de descalcificación consta de tres etapas, en el que se realiza el intercambio de iones, mediante el depósito de resina que atraen y encapsulan los iones de magnesio y calcio, eliminándolos por completo y regenerando el agua. A continuación mencionamos a detalle cómo es el funcionamiento de un descalcificador.

Primero: Captura de iones

Para este proceso se utilizan unas resinas que están creadas de iones de sodio (salmuera), que al encontrarse listas capturan los iones de calcio y magnesio y de forma segura los reducen y eliminan. La salmuera permite que las incrustaciones de se diluyan fácilmente. La resina se ubica en un contenedor donde pasa el agua para realizar el proceso de regeneración. Para explicar de forma técnicamente, este es el primer paso: el agua debe entrar mediante una de las válvulas, ésta la transporta hacia el depósito de resina y al estar allí comienza la descalcificación.

Segundo: Transformación

Tome en cuenta que la cantidad de agua que un descalcificador puede tratar es limitada. El proceso de la transformación del agua, tiene que ver con la captura de los iones de calcio y magnesio por la resina. Así mismo, el agua que se trata mediante el descalcificado por resina no es apta para el consumo.

Este aparato luego libera una cantidad mayor de sodio, aún mucho más que la proporción de calcio y magnesio que ya tenía.

Ahora bien la regeneración se realiza en varias fases a su vez:

  • Lavado: el sistema del descalcificador hace que el agua circule por todo el depósito para que la resina realice la captura de los iones.
  • Eliminación de la sal: la válvula del descalcificador comienza a absorber el agua que ya está cargada de los iones de calcio y magnesio y luego pasa por el depósito de resina. Ahora para liberar la sal, la resina elimina la cal, y es allí cuando el agua se desecha por el desagüe.
  • Nuevo lavado: el aparato realiza un nuevo lavado de la resina para evitar el sabor salado del agua. Es allí cuando la válvula comienza a reponer el agua hacia el depósito de la salmuera. Una vez se realiza todo este proceso, ya el descalcificador está listo para volver a empezar un nuevo ciclo.

¿Se puede consumir el agua de un descalcificador?

Esta es un incógnita muy grande que las personas que utilizan este tipo de aparato siempre tiene. Tome en cuenta que el agua que sale de un descalcificador, ha sido un agua tratada o ablandada mediante la sustitución de iones de calcio y magnesio por iones de sodio.

Ahora bien, teniendo en cuenta esta consideración se puede decir que el posible problema de si es apta o no, reside en la cantidad de sodio que puede llegar a tener el agua tratada. La cantidad de carga de sodio siempre va a depender de la dureza que tenga el agua, mientras más dura esté más sodio se va a requerir.

La respuesta es sí, el agua si se transforma en potable, sin embargo no se aconseja para un consumo constante y mucho más si en casa tienen alguna dieta estricta con respecto al sodio. Considere de igual forma que el valor recomendado de consumo de sodio diario es de 2.400 magNa y para adultos mayores es de 1.500 magNa.

Consejos para el correcto uso y mantenimiento de un descalcificador

Uso correcto

  • El pase de agua que mantiene el descalcificador, no debe ser agua caliente, es decir mayor de 35ºC.
  • La temperatura ideal del agua que se va a tratar debe encontrarse de 4ºC y 35ºC.
  • El ambiente donde debe estar instalado el aparato, es un ambiente libre de vapores, acidez, con bastante ventilación y generalmente seco.
  • El agua que va a tratar el descalcificador, debe estar previamente filtrada. Ya que de lo contrario, puede llevar consigo una serie de particularshasta el interior del descalcificador.
  • De igual forma debe estar seguro que cuenta con una presión mínima de 2,5 bares, de no estar seguro, se recomienda también instalar un sistema de presión.

Mantenimiento

  • Verifique que el sistema del descalcificador está realizando su funcionamiento completo.
  • Al menos una vez por año se recomienda realizar el mantenimiento completo del aparato. Por lo general las diferentes marcas tienen su propia línea de mantenimiento.
  • Verifique que las válvulas del descalcificador se encuentran óptimas.
por qué usar un descalcificador de agua

Es conveniente usar un descalcificador para evitar este tipo de problemas… | Foto: Evgenyjs1 / Depositphotos.com

Dónde comprar un descalcificador y precio

Descalcificador – Leroy Merlin

Desde 259,00€ marca Ecalbox hasta 999,00€ marca AEG

Puedes escoger entre filtros para duchas, filtros para grifos, medidores de durezas descalcificadores ecológicos o con resina y demás productos relacionados.

Descalcificadores- Amazon

Desde 190,00€ marca Descaler hasta 600,00€ marca HidroWater

Podrás encontrar fácilmente diferentes tipos de descalcificadores automáticos, hidráulicos y ecológicos (sin sal), filtros para ducha, antical. Así como productos para complementar este proceso como salmuera, descalcificador concentrado, entre otros.

Las mejores marcas y modelos

Water2Buy

Su modelo más destacado es el Water2Buy AS800, se trata de un aparato potente que es capaz de tratar 3680 litros de agua al día para una casa de hasta 10 personas. Tiene un peso de 53.5 kilogramos, cuenta con un medidor eficiente, es ultrasilencioso y su proceso se reinicia automáticamente. Es muy práctico y consume entre 25 kilos de sal entre 5 o 6 semanas.

Depuragua

Su modelo compacto FCV09-25T es muy práctico y silencioso y se puede ubicar en cualquier lugar, ya que no ocupa mucho espacio. Cuenta con un programador digital y es capaz de eliminar hasta el 100% de la cal de tu agua. No afecta la presión del agua y puede tratar poco más de 2500 de litros de agua al día, con un volumen de resina 20 litros. Realiza una limpieza programada.

Kemo Electronic

Su modelo Kemo Electronic M101 puede instalarse con cualquier material de tuberías, su consumo de corriente es mayor de 130 mA y puede generar una depuración del agua de cinco metros cúbicos por hora. Tiene una instalación muy sencilla y rápida, pero se recomienda exclusivamente donde la aparición de la cal no sea tan excesiva. Es de uso doméstico y por lo general no es capaz de liberar al 100% los rastros de cal.